Expoagro

Soja: sube la expectativa de cosecha pero los precios se planchan

Después de días de intenso calor, la llegada de las lluvias favorecieron a los cultivos. El maíz evoluciona bien.

Con un millón de toneladas más de soja, la región núcleo cosechará un 34% más que el año pasado, señaló un reporte de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Rosario. Lo que a priori parece la mejor noticia debido a los avatares climáticos que atravesó la campaña gruesa, no lo es tanto en términos económicos. "La llegada de una gran cosecha local deprime los precios", señaló el especialista de Austral Agroperspectivas, Dante Romano.

buena soja. El GEA señaló que las lluvias de los últimos quince días frenaron la ola de calor y el 92% de la región recibió más de 30 milímetros, con lo cual la expectativa de rindes de la oleaginosa ahora alcanza los 40 quintales por hectárea (qq/ha) y la región produciría 20 millones de toneladas de soja.

Según estos registros, la soja alcanzará en la región 1 millón de toneladas más que la campaña pasada y se cosecharán 5,1 millones de toneladas. "A pesar de los excesos de agua, en algunos sectores con más de 100 milímetros, la oleaginosa resultó muy beneficiada", señaló GEA y "con reservas suficientes de humedad, la soja de primera terminará el llenado de granos sin limitantes".

De hecho, para las sojas tardías fue vital que llueva para afirmar su potencial. Y para las de segunda regulares fue aún más importante ya que la presión de la falta de agua estaba incidiendo en la mortandad de plantas. "Fue un evento fundamental para frenar las pérdidas de los lotes más deteriorados". De todas maneras, la ola de calor que antecedió a las precipitaciones dejará secuelas en algunos sectores. En este contexto, "la soja de primera ahora se estima en 43 qq/ha y en 33 qq/ha la de segunda", precisó GEA.

En cambio, el exceso de agua atrasó la cosecha de maíz en el centro sur santafesino, a raíz del mal estado de los caminos.

Una situación similar experimentaron los cultivos en el centro norte santafesino. "Dadas las condiciones ambientales registradas los cultivares de segunda mejoraron", señaló este miércoles el Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA) de la Bolsa de Santa Fe y el Ministerio de Producción.

El paso de un nuevo frente de tormenta y condiciones de inestabilidad climática, alternado con días soleados, nubosidad variable, humedad ambiente y temperaturas medias diarias, fueron la constante de la semana que termina, características que se manifestaron durante casi todo el verano, comenzando en diciembre de 2018 y hasta la fecha. "Con la particularidad que dichos eventos, se concretaron bajo condiciones de alta nubosidad, paso de un frente de tormenta, con precipitaciones de variadas intensidades, ráfagas de vientos intensos, caída de granizo en áreas o sectores y montos pluviométricos que localmente fueron importantes", indicó el informe.

También que los mismos fluctuaron entre 20 y 125 milímetros, siendo puntualmente este último registro en el departamento General Obligado, en el distrito Malabrigo. Con ráfagas de viento y caída de granizo en los departamentos Las Colonias y La Capital, siendo los centros urbanos los de mayor impacto y consecuencias".

En este contexto, los "perfiles de los suelos se encontraron con buena carga de agua y disponibilidad para el período de mayor demanda, aunque todavía se mantuvieron encharcadas y anegadas las áreas más bajas y deprimidas", reportó el informe de SEA.

Por eso, se realizaron aplicaciones de herbicidas e insecticidas para el control de malezas e insectos, en lotes con soja de primera y soja de segunda, en todos los departamentos del área de estudio y en parcelas con algodón y también aplicaciones de reguladores de crecimiento en lotes de algodón.

avance en el centro norte. En los lotes de soja tardía la estabilidad climática de cinco días posibilitó continuar con los controles de malezas e insectos. "Estas actividades se reiteraron semana tras semana, por el amplio cuadro de situación y de estados fenológicos de los cultivares que se desarrollaron en la campaña".

También ante las condiciones ambientales de los últimos quince días, "los predios con soja de segunda manifestaron cierto grado de mejoría, especialmente en desarrollo y crecimiento de plantas y un comienzo de floración en los lotes más avanzados, evidenciando una recuperación alentadora, ante lo complicado que fue el inicio y el posterior desarrollo", detalló el SEA.

En maíz se estima que en la campaña 2018/2019 finalmente la superficie sembrada alcanzó en el centro norte las 184.500 hectáreas. "Unas 89.000 hectáreas correspondieron a los lotes sembrados en primera instancia, denominado maíz de primera, el cual de acuerdo al área de estudio tendría dos usos, un porcentaje a grano para futura venta comercial y el otro porcentaje como forraje, para consumo animal bovino", agregó.

Continúan a ritmo lento el avance del cereal de primera en todos los departamentos. Aunque la llegada de tormentas condicionó el piso de los lotes y los porcentajes de humedad de grano de los cultivos. "Lo cosechado se hizo con humedad del grano aceptable, manteniéndose rendimientos promedios que fluctuaron entre 50 qq/ha en zonas como General Obligado o Vera, hasta máximos de 105 qq/ha en San Javier, Las Colonias, Castellanos, La Capital y San Cristóbal.